dic
05

El Teleférico de Benalmádena: Una Emocionante Aventura en Familia

By
Vistas del Teleférico de Benalmádena

Las vistan impresionantes hacia Málaga

Debo admitir una cosa; no me gustan las alturas. Si os soy sincero,¡Me aterran! Imaginaros mi reacción cuando mi esposa sugirió llevar a nuestra hijas mellizas de paseo a la cima del Monte Calamorro en el Teleférico de Benalmádena…

Siempre nos gusta aprovechar los fines de semana en familia para llevar a nuestras hijas de excursión; para hacer cosas diferentes. Ya que hacía un día de escándalo con cielos despejados y mucho sol, decidí combatir mis miedos y subirme al Teleférico.

Al trabajar en Sunset Beach Club, a menudo habló con clientes y compañeros de trabajo que hablan, entusiasmados, de su viaje hasta la cima de Benalmádena en teleférico; esta era la oportunidad perfecta para verlo por mi mismo.

El Teleférico sale desde la zona de Tivoli World. Aunque a primera vista, los precios pueden parecer un poco altos, sobre todo si se trata de una familia de cuatro, debo decir que vale la pena pagarlos. Los precios de los billetes son los siguientes:

Adultos (Ida) – € 7,30
Adultos (Ida y Vuelta) – € 13
Niños (3-7 años) y Pensionistas – (Ida) – € 5,20
Niños (3-7 años) y Pensionistas – (Ida y Vuelta) – € 9,80

Vistas desde el Teleférico de Benalmadena

Vistas hacia Gibraltar y Marruecos...

No se si os habéis dado cuenta, pero los precios incluyen viajes que son solo de ida… Desde mi punto de vista, esta opción es solo para deportistas (de elite) y aventureros; seria un paseíto bastante largo ;-) Yo recomendaría comprar un billete de ida y vuelta.

Volviendo a mi experiencia en el Teleférico… Después de comprar los billetes, nos dirigimos a la “zona de carga” para emprender nuestro camino a la cima del Monte Calamorro. Yo ya iba nervioso, y según mi esposa, bastante pálido. Sin embargo, cuando vi el tamaño de las góndolas, empecé a tener serias dudas sobre nuestra excursión…¡Son muy pequeñas!

Tras ser empujado (literalmente) al interior de la góndola por mi mujer y mellizas (de 4 años), salimos hacia el punto más alto de Benalmádena. Aunque hacía un día precioso con cielos despejados y mucho sol, hacía un poco de viento; malas noticias para mi ya que la góndola se movía bastante. Las niñas se lo estaban pasando en grande mientras que yo me agarraba al sillón de la góndola como si mi vida dependiese de ello.

Por suerte, el viaje sólo dura 15 minutos y en poco tiempo estábamos saliendo de la góndola, 800 metros sobre el nivel del mar, y listos para explorar.

La cima del Monte Calamorro ofrece a los visitantes varias rutas de senderismo con exclusivos miradores en plena naturaleza. Mientras que mi esposa llevaba a las niñas a ver la exhibición de aves de rapaces – con águilas, búhos, halcones y milanos – yo decidí coger el camino empinado al mirador más alto del monte. Si, es verdad, no me gustan las alturas pero después de haber pasado el mal trago del viaje en telecabina, no iba a perderme las impresionantes vistas desde la cima del monte.

10 minutos más tarde llegué a mí destino; y ¡vaya que merecía la pena! Las vistas son absolutamente increíbles. Tienes vistas panorámicas de 360 ​​º  que permiten ver toda la costa, desde Málaga hasta Gibraltar y las montañas Atlas de Marruecos en el horizonte. También hay una preciosas vistas sobre Benalmádena y Sunset Beach Club (Ver foto).

Vistas de Benalmádena desde Teleférico

Benalmádena y Sunset Beach Club al fondo

Después de tomar las fotos obligatorias, me dirigí cuesta abajo, esta vez por otro de los caminos marcados para reunirme con la familia en la cafetería. Nosotros habiamos traido la merienda de casa pero debo admitir que los precios de la cafetería no estaban mal: € 2.95 por un café y bollería y 9,50 € por una pizza pequeña y medio litro de coca cola.

Después de disfrutar de nuestra merienda y como no, de las vistas, llegó la hora de emprender el viaje de vuelta a Benalmádena. Por suerte, en esta ocasión,  el viaje en telecabina no fué tan traumático, seguramente porque ya sabía lo que me esperaba.

Si no os importan las alturas y queréis disfrutar de unas vistas espectaculares, os recomiendo hacer un viaje en el Teleférico de Benalmádena. Son solo 15 minutos de viaje y una vez allí, los niños pueden disfrutar de las interesantes y educativas exhibiciones de aves rapaces, mientras que os relajáis, disfrutando de las mejores vistas de Benalmádena.

¿Habeís estado en el Teleférico de Benalmádena? ¿Os gustó la experiencia?¿Estoy exagerando sobre el tema de la altura? Contárnoslo en los comentarios …

Nota: Para los que no conozcan el Hotel Sunset Beach Club, podeís encontrar más información AQUI – tenemos fantásticos precios y somos el hotel perfecto para pasar unas vacaciones en familia :-)

Leave a Reply